jump to navigation

Cáceres: mi escapada invernal 25 febrero, 2011

Posted by skiken in Misceláneas, Viajes.
Tags: , , ,
trackback

Hola amigos y nunca bien ponderados lectores, este humilde blog está sufriendo en sus letras mi estrés y a veces apatía generalizada que hace que escribir (que no es lo mío, sino leer) se me haga realmente cuesta arriba, por lo que todo se queda en muchos borradores que no me satisfacen y al final no publico nada, pero si que tengo cosas que comentar así que haré como dice mi madre “de tripas, corazón” y me obligaré a mantener un cierto ritmo. ¿Es un dejavu  esto o es que ya lo he dicho antes?

 A mediados de enero tuve por fin unos días de descanso y por suerte y sin haberlo planeado antes pasé unos días en Cáceres (ciudad) y no me queda otra que decir que simplemente fueron unos días perfectos en una ciudad encantadora. ¿La razón de escoger Cáceres?, porque necesitaba desconectar de todo, en especial del trabajo y de  Madrid y no tenía dinero, irme de vacaciones era simplemente un lujo difícil de costear pero harto necesario de  realizar y como se diría vulgarmente Cáceres era Buena, Bonita y Barata de estar y de llegar.

 Tengo amigos extremeños, la mayoría de la zona entre Badajoz y Cáceres y había conocido algún pueblo y un año había ido a la Feria del queso de Trujillo (altamente recomendable, nunca os arrepentiréis de ir) pero a Cáceres solo al conocía visualmente por la tele… y lo que me había perdido!!!.

La Previa: mis esperados  días libres en invierno para hacer lo que quiera, poco o nada de dinero para gastar y mucho estrés que liberar, investigo a dónde puedo ir sin gastar más de 50 euros en transporte ida y vuelta, al azar voy marcando ciudades y de las que aún no conozco dos son candidatas Valladolid y Cáceres, pregunto a una a migo que me conoce bien y la elegida es la segunda ciudad. Procedo a pelearme con la web de Renfe y la de ALSA, me gana la web de los trenes así que muy a mi pesar toca autobús, 40€ nada mal y ajustado a mi presupuesto. Toca buscar un lugar para dormir limpio, confortable, a poder ser con desayuno incluido y todo esto muy muy baratito y en lugar con encanto turístico, me voy rauda a mi buscador de hoteles de cabecera y consigo uno que tiene una puntuación de 8,7/10 nada mal Hotel Iberia Plaza Mayor, justo en la plaza, 50€ noche con desayuno, reservo y hago maletas. No me da tiempo de hacerme mi guía de costumbre porque me voy al día siguiente.

En ruta: Odio los autobuses, los odio los odio los odio…. Lo único bueno es que se entré por unos minutos a Trujillo, me encanta Trujillo.

Llegada: De la estación de autobuses para coger el autobús que te deja lo más cerca posible de la Plaza Mayor hay que caminar un poco, hasta una gasolinera, que si te conoces la zona bien, pero cuando uno llega de turista como que no apetece… no me había pasado nunca, siempre ha sido salir de la estación y pillar el autobús justo. Llego a una calle cercana a la plaza y mi gozo en un pozo, toooda la plaza levantada, las obras me persiguen, me siento como en Madrid 🙂  y justo al lado mi hotel.

Dormir: El Hotel lo localizo enseguida y efectivamente el edificio, de finales del siglo XVIII, hace esquina con la plaza. Subo las escaleras (ojo, si es del  XVIII no esperaréis ascensores o tendréis una decepción) y me reciben con una amabilidad cercana a un hotel de 5 estrellas y yo como si llevara una Amex platino. Me dan la 101 y sorpresa, es una habitación simplemente encantadora, muebles antiguos (viejos pero en buen estado y restaurados) combinados con una decoración moderna y un baño realmente confortable, yo feliz a pesar de ver desde mi ventana las obras, mala suerte. Eso si, no solo mi habitación tiene esta combinación ecléctica, es todo el edificio que conserva sus muebles antiguos en los salones y pasillos, con colecciones de encajes y teteras en las escaleras, abanicos y demás, Precioso.

La ciudad: me dan el empujón inicial para que logre tomar una primera ruta para llegar a la Ciudad Monumental (caminarme todos los soportales de la plaza) y llego a la escalinata de la Torre de Bujaco y entro a la ciudad de piedras y palacios patrocinados por las conquistas sobre  los “Moros” y sobre los “Indios” y se nota que había mucho Oro, majestuosa e incluso algunas veces excesiva. A mi en lo personal las piedras me ponen, y si están acompañadas por calles medievales estrechas, sinuosas y oscuras me gusta aún más.

La Concatedral de Santa María de Cáceres  (que no está mal), la Iglesia de San Francisco Javier  desacralizada con buenas vistas desde su torre (pagando 1E) no es nada interesante por dentro pero tiene una fachada curiosa ya que está en contra de todos los parámetros de la arquitectura de la ciudad, debajo algo divertido, uno de los Aljibes que podemos visitar y en este se esconde San Jorge, la Iglesia de San Mateo  (preciosa por fuera pero no pude entrar), La Torre de los Pozos muy interesante con centro de interpretación y el recorrido que podemos hacer dentro de ella, El Palacio de las Veletas con su entretenido Museo de Cáceres que va desde la arqueología hasta el arte moderno y otro aljibe más antiguo, etc. etc. etc. Lo mejor de estos recorridos es que TODO tiene entrada GRATUITA, por eso no existe una Cáceres Card o Pass, no hace falta, es una gozada para mi bolsillo raquítico.

Calles para perderse, cuesta arriba cuesta abajo, escalera arriba, escalera abajo, todo con la banda sonora de las cigüeñas que abundan en los vetustos tejados, en invierno calles solitarias, en verano seguramente abarrotadas de turistas, yo las prefiero solitarias, voy a mi bola.

Comer!: aunque fui a varios sitios me he quedado absolutamente prendada de un restaurante gestionado por una familia llamado La Fusa en la calle San Pedro (fuera de la ciudad monumental) cuya carta y trato me hizo repetir varios días, en un primer momento parecía que no era buena opción para mi presupuesto pero la verdad es que me equivocaba. El menú del día en invierno en teoría no cambia, dos opciones de platos durante la semana, pero no se si es por que repetía una y otra vez yo fui con esas combinaciones cambiando de menú varios días. Las tostas ya ni hablamos y si además tenían un 2×1 en cervezas sin importar la hora, pues pasa lo que pasa. Está localizado dentro de un antiguo convento que fue desamortizado y la zona de las comidas está en el antiguo claustro, lleno por cierto de esculturas del padre de la familia. La simpatía de la gente no solo se queda en este restaurante y en los chicos de la torre de los pozos, la simpatía fue generalizada, si pasaba 10 veces por el mismo lugar (y lo hago, soy así) a la tercera vez ya me saludaban como si fuera del barrio. Comer, me hinché a comer, innegable, conseguir donde ver el futbol fue un poco más difícil pero lo logré por los pelos, justo detrás de mi iglesia favorita La Iglesia de San Juan, pequeña y mona y en vez de tabaco o pipas de calabaza viendo el Real Madrid terminé con una tosta gigante de jamón ibérico que aún recuerdo.

La vuelta: Tres días caminando sin parar (y comiendo he de admitirlo) se acaban y sorprendentemente me quedo dentro de mi presupuesto, 180 euros. Vuelvo a Madrid cansada pero muy despejada y contenta, ha sido una escapada perfecta para mí y me deja un tan agradable recuerdo que decidí ponerlo en este, mi humilde blog. Si no conocéis Cáceres, ¿a qué esperáis?

Anuncios

Comentarios»

1. Bitacoras.com - 27 febrero, 2011

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Hola amigos y nunca bien ponderados lectores, este humilde blog está sufriendo en sus letras mi estrés y a veces apatía generalizada que hace que escribir (que no es lo mío, sino leer) se me haga realmente cuesta arriba, por …..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: