jump to navigation

Homo homini lupus: cuentos oscuros de lo humano de Robert Shearman 1 septiembre, 2015

Posted by skiken in Libros.
Tags: , , , , , , , , , , , , , ,
add a comment

Hemos vuelto, el verano y las bajas médicas dan para mucho, y hoy con un libro que por diversos motivos encaja en mi mundo particular, ya sólo por tener al autor que tiene había que leerlo.

Los relatos fantásticos de la escuela británica llegan de la mano de Robert Shearman  con su libro Homo homini lupus: cuentos oscuros de lo humano publicados por la editorial Fata Libeli. Estos cuentos cortos, tocan diversos temas pero todos en torno a las diversas facetas humanas como el amor, la amistad, la fe, el miedo, la envidia, el deber, es decir, todas esas cosas que en mayor o menor medida nos hace humanos pero que éste autor escarba hasta límites insospechados y posiblemente vergonzantes.

Todos tenemos nuestros esqueletos guardados en el armario del cual no hablamos, esa oscuridad pequeña y latente que tenemos amaestrada y que le da vidilla a nuestras vidas, que nos permite disfrutar de libros como éstos y quien lo niegue es que no se ha visto profundamente, y eso es lo que descubren los personajes de Sherman en sus relatos, donde sus vidas aparentemente “normales” por circunstancias muy variadas como pueden ser la mudanza de nuevos vecinos, un accidente de coche o una carta dan un vuelco absoluto a sus vidas.

Otras reseñas hablarán sobre lo que cuentan cada historia, yo soy poco dada a los spoilers porque al ser relatos muy cortos si destripo demasiado la historia ese delicioso placer de la sorpresa plantada por el autor pues se pierde, yo confieso que gracias a no haber leído reseñas previas hizo que disfrutara mucho el cuento del perro ya que en todos lados dicen quien era su dueño, ya para eso lo leéis en la web de la editorial, en cambio prefiero hablar de la gran habilidad que tiene Sherman para crear atmosferas y cada cuento tiene una muy definida, todas muy envolventes y hasta cierto punto agobiantes e incluso algunas texturizadas, casi que podríamos describirlas como plástica o peluda, nívea, emplumada o definitivamente terrenal, cosa que no me sorprende porque como seguidora del mundo SciFi y de Doctor Who en particular ya conocía a éste autor por su faceta de guionista (es el reintroductor de los Daleks en la serie moderna, unos de los grandes archienemigos del Doctor) y sin duda esa capacidad de crear ambientes se debe a su reconocida y larga carrera como tal y ser creador de mundos fantásticos. La verdad es que a lo largo de la lectura no podía dejar de imaginar a los personajes de cada historia interactuando dentro de un episodio loco de Misfits, Twiligth Zone, Fringe o del mismo Doctor Who pero con un toque macabro.

Éste libro tiene un extra de esos que son detalles simples pero una agradable sorpresa para el lector, nada más empezar nos encontramos con el apartado Música para leer donde tenemos un enlace a “Homo homini lupus: música para asistir al gran cabaré del fin del mundo” que es la lista de música de Spotify recomendada para disfrutar mientras se leen los relatos, música que no os dejará indiferente, desde luego. Lo dicho, un detalle que se agradece.

Por último, Robert Shearman es de esos autores muy activos en las redes y majo majísimo, su castellano más bien nulo, pero si chapurreáis un poco el inglés por Twitter @ShearmanRobert  lo podéis contactar y hacerle una crítica directa de sus obras o hablar de la ciencia ficción mundial, vamos, un cacho de pan

 

homo-homini-lupus

Anuncios

Los maravillosos cacharros y las nuevas editoriales que los aprovechan 15 noviembre, 2011

Posted by skiken in Libros.
Tags: , , ,
add a comment

Hace tiempo que ya me he declarado como seguidora de los cacharros con los cuales no podría vivir, más exactamente mi Android y mi e-reader y en mi entorno no faltan también los iPhone y los tablets más variados en marcas y sistemas. Ya los nuevos soportes para disfrutar de la lectura no son solo los lectores de tinta electrónica. Si por una casualidad no llevamos con nosotros un libro de papel o uno electrónico siempre podemos tirar de nuestros smartphones o tablets, ya sea en un largo viaje en el metro con averías o cuando estás en determinado momento con pequeños humanos inquietos a los cuales o les das con que distraerse o les fulminas con un pensamiento nada políticamente corecto.

Tanto el market de Android como el App Store de Apple nos encontramos con muchas posibilidades, la mayoría juegos, pero si nos fijamos un poco más conseguiremos tanto literatura clásica como literatura con mucho ingenio con aires frescos y modernos de mano de editoriales emprendedoras y por que no decirlo, un poco locas que en un mundo en eterna paranoia mercantil en la lucha de papel vs soportes digitales se lanzan al vacío.

No tengo enanos ni planes, pero si que no dejo de tener que relacionarme con ellos y trato en la medida de mis posibilidades no ser una ogra temible y ya que mis amigos me tienen como un poco freaky pues incluso para distraer a sus retoños saco barajas electrónicas de debajo de la manga. Una de esas barajas es una pequeña editorial que me recomendó un amigo, que se inicia con un cuento fresco, nada ñoño e interactivo, en varios idiomas que no he tardado en recomendar a una amiga con su inquieta hija, la editorial en cuestión es La Tortuga Casiopea. Conseguimos nada más entrar la presentación de su primer cuento que publicado en la App Store: Las Caperuzas de Caperucita, en cuatro idiomas, con variadas pantallas interactivas, ideal para la edad de la enana en cuestión y además sin dejarnos el precio de la merienda en la compra (que la crisis está muy dura y eso también se mira, ya lo sabéis). Mi amiga lo comparó con los libros que ella usa normalmente para mantener fresco uno de los idiomas nativos  de su niña, los leapfrog, pero con la ventaja de no tener que estar pendiente de llevar el lápiz lector cada vez que sale de casa. Un chollo me parece a mi y mi colega se ha quedado a la espera de un nuevo cuento para compartir con su retoño…

La editorial es muy jovencita y me parece que es muy recomendable el seguirle la pista, yo por mi parte me he suscrito al blog en espera de que se animen a publicar en el Market de Android que es mi dispositivo de cabecera, vosotros animaros, parecen gente maja y sin duda valiente en los tiempos que corren.

Hasta la próxima…

Este es el cuento tuitero 2010 23 abril, 2010

Posted by skiken in Libros.
Tags: , ,
3 comments

Continuando el post anterior aqui os muestro el resultado de la iniciativa del amigo @josepascua para celebar el día del libro, ha quedado realmente bien y fue muy divertido participar junto con @maricruzpacheco @Antonio Domingo @Pherko @Tintaalsol @Cosechadel66 @Alicia Cañellas @AnnaCampoy @DjaneSeiren @mercur_io @Jose Angel F. @toulux @Belisa @Belén Sánchez @Erronkari

CUENTO TUITERO 2010

Salió con las ojeras de siempre, pero adornado con una sonrisa. Los tenderetes ya estaban puestos. El colorido le deslumbró, pero no fue suficiente para detener su andar. Estaba decidido, era hoy el día. Nunca había tenido una sensación de vértigo similar y sus pupilas le delataban, fijas en un punto, tratando de no moverse para evitar el mareo. Aún así la angustia persistía tras comprobar que no había perdido habilidades. La ancianita que pasó junto a él creyó que abría el coche con una llave y no con una ganzúa.

Desde el balcón, una niña le perseguía con la mirada, y pudo observar la caída inesperada de la anciana junto a él. ¡Pobre niña! Se dio un tremendo susto y se puso a llorar… Entró en la casa para avisar a su madre y sus miradas se cruzaron, había una conexión extraña, como si ella le quisiera decir algo, que no entendía. Pero se hacía tarde y, sin darle tiempo de explicar, su madre ya iba escaleras abajo, peinándose el cabello con las manos y cerrando la puerta tras de sí. Regresó al balcón mientras su madre devoraba escalones hacia la calle.
La anciana seguía en el suelo y no parecía haber forma de incorporarla. Él se asustó. Intentó recordar lo que había aprendido tiempo atrás: comprobar pulso, respiración… ¿qué más? Se preguntó por qué recordaba cosas insignificantes, y olvidaba información que podía ser crucial.
Supo detectarlo: era el inevitable vértigo que le atenazaba en esos contados momentos en los que uno sabe que acaba de cruzar el Rubicón. Sabía que no debía quedarse allí y sin embargo, al ver a la mujer salir corriendo del portal y acercarse a la anciana caída ya no pudo pasar desapercibido. La mujer de brillantes ojos grises le acució para que le ayudase a llevar a la anciana al hospital. No podía hacer el puente al coche sin que los presentes se percatasen, así que decidió sacar al aire su personalidad solidaria para ocultar aquella otra que moría de ganas por usar la ganzúa.

La anciana emitía leves quejidos y trataba de incorporarse trabajosamente.

“Hay que llevarla al hospital, tengo el coche aquí mismo”, le dijo a la mujer de los ojos grises, incrédulo de sus propias palabras. De repente, el ulular de una sirena, tantas veces odiado, le había salvado. Una ambulancia torcía en la esquina dirigiéndose hacia ellos. La gente seguía acercándose, él quería irse pero la mujer le retuvo.

Mientras, la niña del balcón llamaba por teléfono: “¿Policía? Sí, quisiera denunciar a una persona, sí, es una vieja, o sea, una señora mayor”

“¿Donde están tus padres?” preguntó el policía extrañado ante la llamada. “Mi madre ha salido, pero le he dicho que hay una vieja mala, la veo desde el balcón y le ha robado algo del bolso a mi mamá”, explicaba la pequeña cada vez más enfadada. “Muy bien, cielo, cuando venga tu mami, dile que nos llame”. La niña colgó con mal genio, harta de que nadie le hiciera caso.

Mientras tanto, en la acera, la vieja ya estaba sobre la camilla y, con un rápido movimiento, los enfermeros la subieron a la ambulancia. Según se alejaba el ruido de la sirena, empezó a tranquilizarse el fracasado ladrón de coches. “Ha sido gracias a usted, usted ha salvado a la señora”, le dijo la mujer de ojos grises. “No ha sido nada, usted hubiera hecho lo mismo”, contestó él. Se despidieron con una larga mirada y una sonrisa. No volvieron a verse.

En la ambulancia, la anciana sacó algo de debajo de la rebeca negra. El enfermero se interesaba por ella sin dejar de vigilar los monitores. Ella miró lo que había cogido del bolso de la mujer. A duras penas pudo leer las letras de la portada. “Cuentos sobre naturales. Carlos Fuentes”. Silenciosamente empezó a llorar. El enfermero reparó en ello. “Vamos, vamos, que no ha sido nada. Enseguida estará bien y podrá volver a casa. ¿Por qué llora?”. Ella le miró tristemente y dijo: “Es que no sé donde tengo las gafas”.

FELIZ DÍA DEL LIBRO A TODOS

Cuento tuitero para celebrar el Día del Libro 21 abril, 2010

Posted by skiken in Libros.
Tags: , ,
add a comment

Mi amigo José Pascua ha tenido una idea genial para celebrar el día del libro, escribir un cuento, pero no uno cualquiera, todos sus co-escritores son miembros de la comunidad twitter, resultando Un Cuento Tuitero. Ha tenido algunos tropiezos por haber fallado ayer la conexión del twitter (la ballenita ha hecho su aporte a la iniciativa) por lo que el orden las reglas originales se han cambiado un poco, perooo como todo tiene arreglo el cuento tuitero está creciendo.

Es de libre participación. Solo hay que seguir la trama que podréis ver en “El fondo de mis bolsillos” donde cada uno de los que participamos escribimos un breve texto que continúa al anterior. Mañana ya debemos acabarlo, corre y has tu aporte!!

Sigue el el crecimiento de esta criaturita libro-festiva en el hashtag #cuentotuitero de Twitter o en el Blog de Jose Pascua

Sobre cuentos impacientes 30 marzo, 2010

Posted by skiken in Libros.
Tags: , , , , ,
3 comments

Ayer, a eso de las 10:23 h me saltó en mi Facebook una noticia que me ha hecho espabilar y ponerme de nuevo a actualizar mi pobre y abandonado blog. Mi buen amigo Javier de Ríos Briz recibía el borrador digital del “librito” que su ayuntamiento sacará para el día del libro y en el cual aparecerán 2 de sus cuentos ya publicados. Su libro “Cuentos para gente impaciente”  autopublicado en la editorial Bubok,  no tiene desperdicio, o por lo menos es para mi muy ameno, tanto que lo leí primero en su versión gratuita (Creative Common) y luego contribuí con su economía familiar y lo compré en papel.

El libro tiene relatos para todos los gustos, algunos negros, otros agridulces y otros que sencillamente me hicieron desternillarme de la risa y como cada quien es un mundo, los que seleccionó Javi para su Librito son “El buen hijo” un relato de una relación materno-filial muy especial y “La vida sigue” que es sencillamente conmovedor. Yo en lo personal me decanto por “El arte de contar” un abuelo al que las cuentas le salen a medias y “La perfección de los surcos” un cuento que me dejó un regusto inquietante pero que sin duda me hizo pensar.

En resumen, me gusta como escribe este padre de trillizos, un freelance con gustos televisivos aveces inquietantes pero sin duda una persona que hay que seguir en sus variadas facetas de blogger tanto en  “su bitácora personal”  como en su  “Guia de concursos literarios

Actualización: pues el amigo javi ahora se ha hecho amazónico, bueno, que ha colgado el libro en Amazon y está siendo de los cien más vendidos en esta conocida librería y por solo 1,03€ podéis colaborar con este simpático escritor “Cuentos para gente impaciente” para Kindle

A %d blogueros les gusta esto: